Historia de la Vela

La Vela es un objeto luminoso fabricado con mecha de fibra introducida en un cilindro de cera u otro material graso. Ya se utilizaban en la Edad del Hielo Europea, hay muchos testimonios arqueologicos, de que hace 30.000 años se utilizaban un tipo de vela que consistia en verter aceite o grasa sobre una piedra ahuecada a tal fin, y utilizaban estas como lamparas para hacer las magnificas pinturas rupestres que se esparcen por España, Francia, etc. Los romanos utilizaban velas de cera de abejas, y las velas de sebo (grasa animal) empezaron a utilizarse en Europa en la edad media. En el siglo XVIII se fabricaron por primera vez velas con una cera obtenida a partir del aceite de ballena. Desde mediados del siglo XIX las velas de sebo fueron sustituidas por las bujias de mezcla de parafina, ácido esteárico (un ácido graso sólido) y cera de abejas. También se usan aceites hidrogenados vegetales y otras ceras.

El método más antiguo de fabricación de velas es la inmersión de la mecha, hecha por lo general de fibras de lino o de algodón, en la cera o la grasa fundida. La mecha se extrae, se deja enfriar y se solidifica al aire. Con inmersiones sucesivas se conseguía el grosor deseado. Las velas tradicionales se fabrican todavía mediante inmersión, pero la mayoría de las actuales suelen moldearse con máquinas.


Volver a la Pagina Principal